¿Qué se puede hacer con plástico reciclado?

Para que envases como los plásticos sean reciclados, el primer paso y el más importante es separar selectivamente los residuos de envases.

Mientras que en otros países de la Comunidad Europea tan solo se reciclan las botellas, en España se reciclan todo tipo de envase plástico garantizando que la totalidad de los plásticos que se depositen en el contenedor amarillo, es decir el 100%, serán reciclados.

La contaminación por plásticos y sus residuos tardan alrededor de unos 500 años en desaparecer de los ecosistemas naturales, por lo que reducir el consumo de envases, utilizar bolsas reciclables y reciclar plástico, es fundamental para ayudar al planeta.

El impacto y el daño que provoca en el medio ambiente es tan enorme que hace que uno se vea en la necesidad de tener que reciclar todo el plástico que pueda, incluido en el propio hogar.

  • La primera medida para reciclar plástico en casa de manera correcta y sencilla, es incluir un cubo de basura específico para verter dichos residuos los cuales serán depositados en el contenedor amarillo.
  • Una vez aquí, los responsables de su manipulación serán los encargados de recoger los desechos y llevarlos a un centro de reciclaje especializado donde se procede a seleccionar los materiales y se clasifican por colores.
  • Realizada la selección, los envases son triturados y lavados para eliminar las impurezas. Se procede al secado y centrifugado y se homogeneiza con un proceso mecánico logrando un color y textura uniforme.
  • Tras una nueva depuración el plástico ya estaría en perfectas condiciones para darle una nueva forma y color a petición del cliente.

¿Qué tipo de objetos se pueden hacer con plástico reciclado?

El plástico es un material compuesto por polímeros de resinas y sustancias que provienen del petróleo, el cuál se moldea a partir de la presión y calor, se halla presente en una inmensa cantidad de productos.

Aunque encontramos plásticos naturales, si su procedencia es de materias primas, son los plásticos sintéticos es decir aquellos que son elaborados a partir de compuestos derivados del petróleo, carbón o gas natural, los más utilizados.

Para reciclar un envase lo primero que hay que hacer es comprobar de que tipo de material plástico está compuesto, y si este es reciclable.

El Código de Identificación Plástico permite diferenciar la procedencia de los plásticos que se utilizan.

Entre los plásticos sintéticos hay 4 que podrían denominarse como principales:

  • PE (Polietileno): Presente en la elaboración de bolsas de plástico, películas de plástico, contenedores, microesferas de cosméticos, productos abrasivos.
  • PET (Polyester): Utilizado en la elaboración de botellas, envases y ropa. Es unos de los plásticos más reciclados.
  • PP (Polipropileno): Material muy resistente a la presión utilizado en la fabricación de componentes para electrodomésticos, piezas de vehículos, tapas herméticas
  • PVC (Cloruro de polivinilo): Presente en tuberías, válvulas o ventanas, botellas de champú, detergentes.

¿Qué se puede hacer con plástico reciclado?

La gran mayoría de los plásticos son reciclables aunque hay algunos que por sus características no suelen reciclarse, como es el caso de PVC y el PS o poliestireno utilizado en envases desechables de alimentos y embalajes de electrodomésticos.

El consumo responsable y el reciclaje de plástico pueden acarrear numerosos beneficios. Uno de los factores que más contribuye en el reciclado del PET, es la gran variedad de usos y aplicaciones existentes.

¿Qué se hace con el plástico reciclado en España?

El plástico reciclado en España es utilizado en la elaboración de fibra textil, láminas para la fabricación de blísteres y cajas, flejes para productos de gran volumen, envases para productos de carácter no alimenticio, envases multicapa para alimentos y envases para alimentos entre otros.

Son muchos los objetos fabricados con plástico reciclado, embalajes para juguetes, aparatos electrónicos, moquetas, ropa, etc., y también muchas las manualidades sencillas que pueden hacerse con botellas de plástico: organizadores para el baño, maceteros con cuerda, soportes para cargar el móvil, cajitas para guardar pequeños objetos, bandejitas para las joyas, etc.

Reciclar conlleva un importante ahorro en materias primas, energía, agua y además ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Reciclando se evita que los materiales y residuos se conviertan en residuos, transformándolos en nuevos productos, alargando su vida útil y ayudando a la preservación de los recursos naturales del planeta.

Con este pequeño gesto que uno hace a diario en casa, como es el de separar los envases correctamente, se consigue reciclar para que tengan una segunda vida.

También te puede interesar