7 cosas que debes saber sobre el termoformado de plástico

Qué es una termoformadora

Las termoformadoras son máquinas diseñadas para la elaboración de productos mediante un proceso llamado termoformado. Se trata de maquinaria automática de envasado horizontal, que se caracteriza por la conformación del envase en la propia máquina a partir de dos bobinas de diferente material.

Normalmente, con este proceso ya se consiguen productos finales por lo que no es necesario llevar a cabo ningún tipo de procesamiento posterior.

Qué se puede hacer con una máquina termoformadora

Las termoformadoras pueden aplicarse en una gran variedad de áreas, como farmacéuticas, empresas de productos no alimenticios y alimentarios; además siendo un campo de aplicación tecnológica muy amplio dados los distintos modelos que existen en función de las necesidades a cumplir.

Otras aplicaciones que cada vez están más en auge son en el sector de la automoción, en la industria del empaque y embalaje, en artículos ferreteros; y en otros totalmente distintos como para las partes internas de electrodomésticos y partes de embarcaciones y transporte aéreo.

Características de una termoformadora

Las máquinas termoformadoras se pueden aplicar en dos grupos principalmente, las que se encargan de la fabricación de piezas de gran consumo como electrodomésticos y las que fabrican envases para la industria alimentaria.

En función de lo comentado anteriormente, a la hora de la elección de una termoformadora deberemos fijarnos en las siguientes características:

  • Elevado rendimiento para garantizar una alta productividad
  • Sea fácil el cambio de partes de la máquina como de los moldes, bobinas y cuchillas
  • Se puede adaptar fácilmente a los diseños
  • Opción de un mantenimiento y limpieza sencilla
  • Facilidad de acceso a las partes de la máquina
  • Disponibilidad de diversos accesorios

Si queremos maximizar la inversión en una termoformadora, antes de realizar la adquisición será esencial que se cumplan correctamente todas las características indicadas.

Cómo es el proceso de termoformado

El termoformado se divide en tres partes: calentamiento, termoformado y sellado.

El proceso de calentamiento se lleva a cabo a través de radiadores suficientemente potentes como para ablandar la lámina.

Tras el calentamiento, pasamos al termoformado para darle forma. Este se puede clasificar en base a la forma de deformar la lámina (vacío, por presión y mecánico) o por la manera de la cavidad del molde (positivo o negativo).

Una vez completado el termoformado, se pasa al llenado de los envases con el producto y así realizar el cierre. De esta forma, se produce la última fase, en otras palabras, el sellado.

Para finalizar el proceso completo de termoformado se lleva a cabo el corte de los envases mediante cuchillas.

Principales variantes del proceso de termoformado

Hoy en día, existen diversos procesos similares al termoformado en el mercado, en concreto destacamos el proceso de conformado:

Conformado de una sola etapa

Este tipo de conformado se usa cuando se requiere de un grado más elevado de estiramiento de la lámina. Contamos con 5 método de una sola etapa:

  • Conformado por adaptación
  • Moldeo por vacío
  • Formado a presión
  • Libre soplado
  • Molde y contramolde

Conformado de etapas múltiples

En ocasiones, resulta complicado controlar el espesor del material en una sola etapa debido a la complejidad de ciertas piezas. Por este motivo, han surgido métodos de conformados de varias etapas:

  • Estirado de burbuja
  • Vacío con respaldo
  • Vacío con burbuja
  • Vacío asistido con pistón
  • Presión asistida con pistón
  • Presión asistida con pistón con estirado inverso
  • Vacío con burbuja asistido con pistón
  • Formado a presión con inmersión de burbuja

Otros tipos de conformado

Debido a las características de algunos plásticos, se han tenido que desarrollar otras técnicas para poder realizar el moldeado:

  • Conformado con lámina apoyada
  • Moldeo con membrana o diafragma
  • Moldeo de láminas gemelas
  • Moldeo rotacional

Del mismo modo que existen distintos materiales, existen diversas técnicas que se adaptan a cada uno de ellos para conseguir obtener los mejores resultados en el proceso.

¿Cómo elegir una máquina de termoformado?

Las máquinas termoformadoras aportan muchos beneficios debido a sus múltiples usos en diversos tipos de industrias debido a su versatilidad. Además, se puede destacar que son maquinarias económicas y muy rentables.

Por ello, cada día son más los que demandan la adquisición de termoformadoras, sin embargo, antes de realizar la compra debemos asegurarnos que se cumplen una serie de funciones que ayudan a la producción:

  • El equipo debe garantizar la flexibilidad suficiente a la hora de calentar el material y darle forma.
  • Opción de poner controlar la temperatura del horno para poder adaptarlo a nuestras necesidades.
  • Asegurarnos de que la máquina termoformadora realiza los envases perfectos para evitar que se produzcan desperfectos.
  • La maquinaria debe tener un controlador PLC y HMI fácil de usar, de esta forma, se podrá medir la velocidad en tu producción y eficiencia en el trabajo.

Como conclusión, se puede decir que debemos encontrar una máquina termoformadora que esté acorde con las necesidades de la empresa en cuanto a producción, rapidez, economía y calidad.

Principales beneficios del termoformado

Si aún hay alguna duda de por qué se debe apostar por una máquina termoformadora, a continuación, dejamos un listado con los principales beneficios que genera:

  • Es una técnica rentable tanto para grandes como para pequeñas tiradas.
  • Se pueden utilizar diversos materiales, como por ejemplo PAI, PET, ABS, PVC, Policarbonato, y acrílico entre otros.
  • Los moldes son económicos y los tiempos de producción relativamente cortos.
  • Es un proceso adecuado para la fabricación de prototipos y la producción en serie a bajo coste de servicio.
  • Ventaja económica respecto al color y al tiempo de respuesta.
  • Sustituye a la técnica de inyección en según qué tipo de pieza.
  • Ofrece resultados de gran calidad y muy adaptables a las necesidades de cada cliente.

En términos generales se puede apuntar que la termoformadora es una de las máquinas más versátiles del mercado y que permite ser implementada en casi cualquier tipo de empresa, con la finalidad de poder hacer así los procesos mucho más eficientes.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *